Demencia e dependencia

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la dependencia es el estado de carácter permanente en el que se encuentran las personas que, por razón de la enfermedad, necesitan la atención de otra persona para la realización de actividades de la vida diaria y/o ayudas técnicas importantes que faciliten su continuidad durante el mayor tiempo posible en su entorno

Esta misma deficinión podríamos trasladarla a la demencia, ya que una persona con demencia necesita de los cuidados de otra, sobre todo en las fases más avanzadas de la enfermedad, para casi cualquier actividad de la vida diaria

Cuando hablamos de actividades de vida diaria nos referimos al conjunto de tareas o conductas que una persona realiza de forma diaria y que le permiten vivir de forma autónoma e integrada en su entorno, cumpliendo ,deste modo, su rol dentro de la sociedad. Dentro de las actividades de la vida diaria se pueden distinguir:

  • Actividades básicas de la vida diaria: son actividades orientadas cara el propio cuerpo, tales como ducha, baño, vestido, alimentación, movilidad, higiene personal y aseo, descanso..
  • Actividades instrumentales de la vida diaria: son actividades orientadas hacia interacción con el medio que, a menudo, son complejas y generalmente, opcionales, ya que se podrían delegar en otros: cuidado de mascotas, uso de sistemas de comunicación, manejo de temas financieros, crear y mantener un hogar, preparación de la comida y limpieza, ir de compras...

Otro concepto importante son las ayudas técnicas. Por ayudas técnicas se entiende los productos fabricados específicamente para facilitar o permitir la realización de determinadas acciones a personas en una situación determinada. Un ejemplo de ayudas técnicas serían: Silla de ruedas,  audífonos,  gafas, adaptaciones para el baño...

DEPENDENCIA Y DEMENCIAS EN GALICIA, ALGUNOS DATOS...

En Galicia en el año 2016 residían 31.718 personas de las cuales el 37,48% estaban valoradas con una dependencia de grado II y un 36,57% de grado III, mientras que solo un 25,95% grado I, según los datos del IGE .

Durante este mismo año en Galicia la prestación más común concedida por el Sistema de Atención a la Dependencia fue el servicio de ayuda en el hogar (30,02% del total de prestaciones) ligeramente superior que en el resto de España. Ocurre lo mismo con los centros de día y residencias siendo también superior el número de solicitudes para optar a ellos. Estos datos están directamente relacionados con aumento del índice de envejecimiento de Galicia donde los últimos datos recogidos por el IGE muestran que por cada 100 niños menores hay 129,32 varones mayores de 65 años y, por cada 100 niñas menores, hay 185,31 mujeres mayores de 65 años.

Por tanto, el número de mujeres que solicitan la valoración de dependencia es mayor que la de hombres. Del total de solicitudes el 65% corresponden a mujeres.

En los últimos años,el número de solicitudes ha ido siempre en aumento y la franja de edad que realiza un mayor número de solicitudes es la que comprende a personas mayores de 64 años.